La Voz Independiente

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Seleccione los temas sobre los que desea saber más

Activistas de la oposición nicaragüense arrestados nuevamente – Política –


Detienen de nuevo a opositores al presidente Ortega
© APA / AFP

Otros cinco políticos de la oposición fueron arrestados en Nicaragua cinco meses antes de las elecciones presidenciales. El domingo, la policía anunció que incluía al líder del partido Onamus, Soin Barahona Kwan. El movimiento Unamus, antes conocido como Movimiento Renovador Sandinista (MRS), está compuesto en gran parte por disidentes que desertaron del Frente Sandinista de Liberación Nacional liderado por el presidente Daniel Ortega porque no estaban de acuerdo con su liderazgo.

El presidente y vicepresidente de la UNAMOS, Hugo Torres, así como Dora Maria Telles, Tamara Dávila y Ana Margherita Vigil Guardian, han sido investigados por “actos que atentan contra la independencia, soberanía y autodeterminación e incitación a la injerencia extranjera en asuntos internos”. Un poco antes, Torres, exgeneral de 73 años, publicó un video acusando a Ortega de querer instaurar una “segunda dictadura” y de traicionar los valores que alguna vez defendió. “Estos son actos de desesperación por parte de un régimen que sabe que ha llegado el momento”, dijo. Torres y Ortega lucharon juntos contra el dictador de derecha Anastasio Somoza a fines de la década de 1970. Téllez fue ministro de Salud de Ortega en la década de los ochenta.

Alrededor de una decena de políticos de la oposición, incluidos cuatro posibles candidatos presidenciales, han sido detenidos en el país centroamericano desde principios de mes. Se espera que Ortega, de 75 años, se postule para un cuarto mandato en las elecciones presidenciales. En diciembre, su parlamento, dominado por los partidos, aprobó una controvertida ley que permitía que los candidatos de la oposición fueran descalificados de las elecciones.

READ  Las misas generales con el Papa nuevamente son generales

La ley establece que nadie que planee un golpe o un acto “terrorista” puede postularse para un cargo. También se prohibirá la candidatura a todos los políticos que pidan injerencias extranjeras en la política de Nicaragua y se impondrán sanciones contra el país.

Ortega, exlíder de los combatientes sandinistas, fue presidente en la década de los ochenta. Después de una larga ausencia en el poder, fue elegido nuevamente para el cargo más alto en 2007.

Los críticos lo acusan de haber desarrollado un estilo de gobierno cada vez más autoritario y represivo a lo largo de los años. Se abolieron las normas constitucionales que limitaban los mandatos presidenciales. La Unión Europea y Estados Unidos ya impusieron sanciones a Ortega y su gobierno.