La Voz Independiente

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Seleccione los temas sobre los que desea saber más

Ciudadanos colombianos y estadounidenses arrestados tras ataque en Haití

Se dice que el asesinato del presidente haitiano Jovenel Moise fue cometido por 26 mercenarios colombianos y dos haitiano-estadounidenses. La Policía Nacional de Haití llevó a 15 colombianos detenidos y dos ciudadanos estadounidenses al edificio principal de la capital, Puerto Príncipe, el jueves por la noche (hora local). El jefe de policía provisional, Leon Charles, anunció que otros ocho colombianos seguían prófugos. Tres murieron.

Desde Bogotá se informó que al menos seis de los participantes colombianos parecían ser “ex miembros de las fuerzas armadas nacionales”. El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, dijo que había dado instrucciones a la policía y al ejército para que trabajaran con las autoridades haitianas. El trasfondo del ataque sigue sin estar claro.

Según información preliminar, los presuntos responsables del asesinato de Moise son ex miembros del ejército colombiano, dijo Molano en un video que publicó en Twitter. El gobierno de Bogotá había ordenado a la policía y al ejército que participaran en la investigación.

La policía haitiana vio a los detenidos atados al suelo. Algunos de ellos resultaron claramente heridos. Sobre la mesa había artículos incautados: varias armas automáticas, machetes, martillos pesados, pasaportes colombianos, teléfonos celulares. Al menos dos de los detenidos parecen haber sido capturados por turbas enojadas, como se ve en videos en las redes sociales. Según Charles, los civiles también prendieron fuego a vehículos que se cree que fueron utilizados en el ataque.

El presidente Moise, de 53 años, fue asesinado a tiros en su residencia el miércoles por la noche. Su esposa, Martin, resultó gravemente herida y fue trasladada a la ciudad estadounidense de Miami, a 1.000 kilómetros de distancia, para recibir tratamiento. Le Nouvelliste informó que el cuerpo de Moyes tenía doce balas, algunas de ellas de armas de gran calibre. El embajador de Haití en Estados Unidos, Bouquet Edmond, describió a los asesinos como mercenarios extranjeros bien entrenados y fuertemente armados antes de los arrestos. Fingieron ser agentes de la Agencia de Drogas de Estados Unidos (DEA).

READ  Huelga ferroviaria alemana: nuevos fracasos de ÖBB - Austria

Las autoridades ahora están investigando si los guardaespaldas de Moyes estuvieron involucrados. De hecho, los atacantes parecen haber encontrado poca resistencia en esta acción. “Le he dado (a la policía) la autoridad para interrogar a todos los oficiales de seguridad”, dijo el comisionado del gobierno de Puerto Príncipe, Claude Bedford.

La enviada especial de las Naciones Unidas para Haití, Helen Lyme, dijo en una conferencia de prensa en línea el jueves que Haití solicitó al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas asistencia de seguridad adicional. Al principio no estaba claro qué se suponía que era exactamente. El embajador de Haití ante Naciones Unidas también solicitó apoyo internacional para la investigación de los antecedentes del crimen. Lime destacó que las Naciones Unidas estaban dispuestas a brindar asistencia. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos también está preparado. El requisito previo es que haya una aplicación oficial.

El asesinato deja un vacío de poder. Dado que las elecciones parlamentarias programadas para octubre de 2019 se cancelaron debido a las violentas protestas contra Moss, entre otras cosas, no ha habido un parlamento en funcionamiento desde enero de 2020. Desde entonces, Moss ha gobernado por decreto.

Solo el lunes Moyes nombró al neurocirujano Ariel Henry como primer ministro interino. Joseph ostenta el título desde abril, aunque no ha sido confirmado constitucionalmente como jefe de gobierno debido a la falta de un parlamento. Como Henry aún no había prestado juramento, Joseph se declaró primer ministro interino. Firmó un decreto declarando el estado de sitio por 15 días. Entre otras cosas, esto puede ampliar los poderes de los militares y socavar los derechos de los ciudadanos. En una entrevista con “Le Nouvelliste”, Henry dijo que, en su opinión, Joseph ya no es primer ministro.

READ  Transporte de animales: normas más estrictas a altas temperaturas - Austria

Moyes, que ha gobernado desde 2017, ha sido impopular. Fue acusado de corrupción y su asociación con bandas brutales y tendencias autoritarias. Haití se ha visto paralizado repetidamente por protestas en los últimos tres años. Más recientemente, las sangrientas batallas de bandas por el control de partes de la capital han desplazado a miles de personas. Las elecciones presidenciales y parlamentarias y un referéndum constitucional están programados para el 26 de septiembre. Youssef anunció que se apegaría a la cita.

El ministro de Elecciones de Haití, Mathias Pierre, también ha indicado que tanto las elecciones presidenciales como el referéndum constitucional deberían tener lugar el 26 de septiembre como estaba previsto. “Las elecciones no fueron para Jovenel Moyes como presidente. Fueron vistas como una necesidad para traer estabilidad al país y al sistema político”, dijo Matthias Peier a Reuters. El asesinato del presidente haitiano no tiene nada que ver con eso.